Apágame los ojos



Apágame los ojos: te veré;
cierra mis oídos: voy a escucharte;
y te puedo alcanzar aun sin pies
y, aun sin boca, puedo conjurarte.
Quiebra mis brazos y te alcanzaré
con todo el corazón y con los dedos;
detén mi corazón: va a palpitarme
el cerebro, y si le arrojas fuego
aún te llevaré sobre mi sangre.

Rainer Maria Rilke
Imagen Nuria Blanco